No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

miércoles, 8 de mayo de 2013

Pompa

La conocí hace tres años y pico, era recien nacida y feucha-puedo recordar como se lo comentaba a mis hijos en aquellos momentos- Venía de Puente de Tablas una noche de niebla y de lluvia, faltaba tiempo para ir a recogerla, todos estában ilusionados con el nuevo "fichaje" en la familia.
Yo no soportaba tener a un perro en casa ¡Lo que me faltaba!! Uno más a quien cuidar y enseñar.
No me gustaba su olor, se orinaba por todos sitios, de noche lloraba, no encontraba comida que le viniera bien...pufffffff ¡Mira que no quería perros!!
Poco a poco me fue ganando, aprendió a salir fuera y no orinar en casa, todos los piensos le venían bien, dormía toda la noche de un tirón y le pasó como al patito feo: era una perrita guapísima y coqueta  de pelo blanco y suave que me cautivó.
En la cocina, se tumbaba a mis pies mientras guisaba, nunca tocaba nada.
En el salón, se tendía en la alfombra hasta que papá se iba a dormir. Entonces, olía todas las salidas posibles y, cuando tenía claro que papá no volvería...de un salto al sofá!! Me miraba y se hacía un ocho a mi lado-sabía que yo no la bajaría- y cuando me iba a dormir, me acompañaba hasta la escalera para después volver a adueñarse del sofá hasta la mañana siguiente.
En el patio, jugaba con lagartijas y ladraba a las hormigas ¡Era increible!! Nunca hacía daño a nada.
En la piscina, bordeaba el filo- hiciera el calor que hiciera- hasta que no había nadie en el agua. Cuando alguno chapoteabamos  más de la cuenta, ladraba y ladraba. Si se volcaba la colchoneta, intentaba tirarse a socorrer.
En la puerta, recibía a las visitas saltando y gritando- menudo perro guardián decían los amigos- esperando caricias.
Podía seguir y seguir contando, ha sido mi fiel y gran compañera hasta hace tres días, DESAPARECIÓ.
Jamás pensé que fuera tan difícil perder a un animal. Intento hacerme la fuerte, para que mis hijos no se sientan peor...pero no puedo pensar que lo esté pasando mal, que esté perdida y asustada. Igual alguien la maltrata, ella no sabe defenderse, siempre buscaba caricias ¿Y si salió a la carretera??...
Creo que es una de las compañías que más extraño. Nunca conocí a nadie tan noble, tan respetuosa, tan cariñosa, tan juguetona...Supongo que esta sensación se pasará, pero me está costando. Sí, quería a mi Pompa como a uno más de la familia, realmente era parte de ella.

14 comentarios:

  1. LLevo poquito tiempo visitando este blog,y la verdad ya echaba de menos que publicaras algo,"señal de que estoy a gusto en este espacio".
    Yo no he tenido aún la experiencia de tener un perro,os oigo hablar de ellos,y casi todos comentáis cosas parecidas y habéis recorrido el camino de decir "no me gustan los perros",a pensar,"que no habéis visto nadie tan noble y tan fiel".Será cuestión de decidirme a tener alguno...
    Solo deseo que recuperes pronto a tu perrita,y que la encuentres en buen estado.
    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y tus buenos deseos.
      Creo que será un acierto si decides tener ese perro en casa.Pues no hay compañero/a más fiel, leal y desinteresado...solo te pide amor (casi nada).
      Seguro que volverá, si le es posible.
      Un beso

      Eliminar
    2. Amor,"casi nada". Dar amor no es nada y lo es todo...
      ¿Hay alguna noticia?.

      Eliminar
    3. Ya está en casa!!!! David.
      La encontré gracias a un chico joven que vió el anuncio.Estaba en un camino deshidratada y desnutrida, con cinco kilos menos y las patas y ojos enfermos. Al parecer alguien la tuvo atada sin comer ni beber (según el veterinario). Ahora la estamos cuidando, está "rara".
      Gracias por tu interés. un beso

      Eliminar
    4. Ya ves tu qué animales!!!, y luego dicen que los animales son los perros...

      Eliminar
    5. De animales como estos algunos hay por el mundo. ¿ Ya te dije que un perro es un amigo fiel, noble y desinteresado? Animales de este tipo, son los que quiero a mi lado.
      Un beso

      Eliminar
  2. Espero que vuelva, tanto por tu bien como por el suyo. Porque por muy bien que pueda estar, nunca podrá estar mejor que contigo.

    Un abrazo... y mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, seguro que volverá. Sabe que la extrañamos y ella nos extrañará a nosotros. Es cierto eso de que el amor no entiende de razas, doy fe.
      Gracias por ese abrazo y felicidades por tu blog...Debes seguir, fuerza.
      Un beso

      Eliminar
  3. Pues muy mal que estés tan desaparecida, tu presencia también se hace necesaria por estos sitios. A mi tambien se me perdió un perrete hace unos años. Lo encontramos abandonado en la calle un día de lluvia y lo acogimos pero cuando paso un año se nos perdió. Ahí animales como las personas que dejan una huella imborrable y que son excepcionales.
    Suerte y esperemos que vuelva, si no habrá sido muy afortunado de haberte tenido en su vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tengo merecida esa regañina, entraré más a menudo.
      Ya ha aparecido, en mal estado, pero se está recuperando.
      Gracias por estar y por tus palabras. Un besote

      Eliminar
  4. Me encanta Tu sinceridad cuando describes como se integro en tu familia, y mas cuando sabemos que no todos lo consiguen y algunos acaban abandonados en cunetas y montes como si de despojos se tratase, espero que la ausencia de tan entrañable amiga, sea temporal y todo se quede en una escapada buscando algún flirteo perruno... veras como si...
    Me alegra también descubrieras que no somos tan malos...
    UN ABRAZO.
    elperroverde.

    ResponderEliminar
  5. ¿Malos???¡¡¡ Mala la persona que la ha tenido atada cinco dias sin comida ni agua!!!!
    Ya ha aparecido, gracias a una buena persona (que también las hay y muchas) que, tras no poder cogerla, vino a avisarme a casa.
    Estaba muy mal, se va recuperando.
    Gracias por tu visita, me encantan los perros aunque nunca vi uno verde. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Realmente se pasa mal porque se les coge mucho cariño.
    Parece que finalmente apareció. Un alivio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Si, un gran alivio. Entiendo que hay problemas muy graves que nada tienen que ver con la pérdida de una perrita, pero lo he pasado mal, es cierto.
    Un beso

    ResponderEliminar