No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

miércoles, 18 de enero de 2012

Desde el cielo...

Si, desde el cielo escribo esta tarde. No es nada extraño, tengo un rincón, en casa, que lo suelo llamar así.
Por qué, preguntareis, pues fácil, muy fácil. Justo en este rincón, puedes estar tendida en la cama y mirar hacia arriba para encontrarte con las nubes, el sol, la luna y estrellas...No se escucha sonido alguno, al frente, vemos el olivar y , de vez en cuando, algún pájaro se asoma al cristal y picotea...Es lo más cercano y más parecido a vivir en el cielo.
Desde aquí, desde el cielo:  la luz, el tiempo, el espacio, el silencio, la soledad, la música...todo adquiere una nueva dimensión...todo es distinto en mi escondite.














domingo, 15 de enero de 2012

Descubrí de quien se trata: Gian Franco Plagiaro

Dios!!!! Como te amo!!!!
                                                                                                             Resistiré           La mala reputación
                   

viernes, 6 de enero de 2012

¿Cómo lo haces?

Hoy, es uno de esos días en que te vienen y se amontonan los recuerdos. Uno de ellos, se ha quedado y  no quiere marchar, supongo que todo tiene que ver con el estado de ánimo.
Tal día como ayer, en un centro comercial, buscando el regalo más especial, me encontré con una gran amiga. Hacía casi veinte años que no nos veíamos, pero, nunca, nos perdimos la pista. Sabíamos de los momentos importantes de nuestras respectivas vidas (hijos, trabajo, cambios de residencia...enfermedades, muertes...).
Hablamos y hablamos (mujeres), recordamos y recordamos...Y, en un momento, ella me miró y me dijo: "Quién nos iba a decir al resto del grupo que tú, la peque, ibas a poder ser tan fuerte, la más fuerte ¿Cómo eres tan dura? ¿Cómo lo haces?"...Santi, respondí, no soy dura, me hicieron dura. Con quince y dieciséis, a las amigas, sólo se les cuentan los amores y poco más. Las cosas de casa, se quedan en casa. No se explica por qué no puedes salir una Navidad, una feria o un fin de semana en el que has quedado (recuerdo cuando cambié de residencia, cómo os molestaba mi comportamiento a la vuelta, como pensabais que iba "por encima" y yo, no podía explicar que toda mi vida había cambiado tanto que ni yo la reconocía. Que me hicieron madurar antes de tiempo,  reír y bromear por fuera, llena de daño y dolor por dentro). Santi...me estaban preparando para todo lo que vino después, para que no me hundiera con veinte, me levantara con treinta y cogiera fuerza para llegar hasta hoy. Soy corredora de fondo, pero sin méritos propios, otros lo consiguieron por mi. Yo, sólo intentaba vivir esquivando golpes o curando los que me tocaban ... supervivencia.
Aquí sigo, hoy, recordando y superviviendo...Con los años, aprendes a mirar atrás y a entender todo lo que no comprendías en su momento.  Te das cuenta, de que eres más sabia por lo vivido que por lo estudiado, que no hay mejor escuela que la vida y que no hay ni momentos, ni personas, ni épocas buenas o malas... Que todos vivimos y cometemos errores, los otros y nosotros, pero que, a vivir, se aprende viviendo y  que, en esta escuela, NADIE,  absolutamente NADIE,  tiene la solución real, ni la verdad absoluta....Todo cambia dependiendo de LA VARIABLE...
Espero que vivamos sin juzgar, sin condenar, sin reprochar y sin dañar...ya lo tenemos difícil sin todo eso.
Como siempre, me tocó carbón, por algo será, jajaja.