No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

sábado, 19 de abril de 2014

Los peligros de la interpretación de una Ley.

INFRACCIONES GRAVES (Multa de 1.001 a 30.000 euros):
Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación.




Portar, exhibir o usar armas de modo negligente o temerario o fuera de los lugares habilitados para su uso











INFRACCIONES LEVES (100 a 1.000 euros)
-Entorpecer la circulación peatonal.



sábado, 5 de abril de 2014

Por una vez sé valiente...


¿Qué hacer si te hacen una proposición de este tipo? Yo, de momento, simplemente he bailado esta rumba, sonreído y soñado que puede ser...¿Por qué no?

martes, 1 de abril de 2014

Cuando llega la parca.



Hoy me han dibujado "el más allá". Me ha parecido increíble con qué facilidad, un señor de noventa años, me ha descrito, de forma clara y precisa, qué ocurrirá con su cuerpo y su alma en el momento en que muera y cómo será el lugar donde vivirá el resto... ¿De su muerte?
¡Ya me gustaría a mí tenerlo tan claro! Con tanta información, es fácil preparar la maleta.
Porque, si para un fin de semana me vuelvo loca con el equipaje, podéis imaginar cómo estará mi habitación para viajar a la eternidad: ¿Biquini? ( a estas alturas mejor bañador) ¿Gafas de sol? ¿Ropa de abrigo? ¿Paracetamol? ¿Calzado cómodo? ¿Ropa deportiva? ¿Vestidos de fiesta? ¿Extensiones?¿Crema antiarrugas?¿Dinero?...
Bromas aparte y que nadie se ofenda por esta "gracieta", me parece estupendo que haya personas que entiendan y asuman la muerte de esta manera. Debe ser mucho más fácil afrontar una enfermedad y un desenlace triste si está claro que, simplemente, será el tránsito (una mala noche en una mala posada) para comenzar a vivir eterna y felizmente.
Para los ateos y los agnósticos considero que es bastante más complicado pasar por este trance, no es agradable sentir de cerca la enfermedad y el dolor sin tener la esperanza o la certeza de una nueva vida ... Saber que todo termina cuando llega la parca.
Es por eso, que me gusta vivir con ganas lo que esta vida me ofrece. Pues cuanto más madura (que no mayor) más aprecio y valoro lo que llega a mis manos y me hace feliz: un buen vino, un libro, un beso, un paseo, la música, una buena conversación, un abrazo, un guiño, una mano, una sonrisa, un consejo, mis hijos, mis amores, mis amig@s, los colores, las lágrimas, el agua, el sol, la brisa, el campo, la inteligencia, una película, la salud y la fuerza (si la primera no es tanta)...Porque,si existe la otra ( esa que me cuenta mi querido Matías) no sé si encontraré todo lo citado anteriormente en ella y,si no existe, no me lo quiero perder pues soy de las que piensan que "más vale pájaro en mano que ciento volado"¿Después?Ya le contaré a San Pedro.