No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

jueves, 30 de mayo de 2013

My way



Hubo un tiempo en que prometí algo a mi persona: "Pueden quitarme todo, pero nunca la sonrisa"
Suelo cumplir las promesas, especialmente las que hago a quienes más quiero, por eso, aunque no siempre se entienda,   sonrío

martes, 28 de mayo de 2013

¿Nos vemos?

Ver, a través de una mirada, puede ser fácil o muy complicado pero... siempre un privilegio para quien lo consigue.




miércoles, 22 de mayo de 2013

Barramos nuestra casa.

Realmente qué facilidad tenemos para ver la paja en el ojo ajeno y no notar las  molestias ocasionadas por la viga que se coló en el nuestro...
Juzgamos, hechos y palabras de los demás sin dar una vueltecita a ese "boddy" que Dios nos ha dado y que tantas fechorías ha realizado a lo largo de nuestra dilatada vida...
Criticamos, conductas del vecino sin conocer realmente a la persona y a sus circunstancias. Cuando, realmente, nosotros mismos tenemos dimes y diretes de años y años...
Crucificamos, a otros por los mismos pecados cometidos por nosotros ¡¡ No!! Incluso peores pecados, porque algunos fueron cometidos con premeditación y alevosía ...
Nos consideramos "los elegidos" para señalar, acusar, censurar, criticar, destrozar vidas ajenas. Por el mero hecho de no ser personas gratas para nosotros...
Y a todo esto: ¿ No sería mucho más productivo ese tiempo que dedicamos a "llevar vidas ajenas", si lo aprovechamos en "barrer nuestra propia casa"?


lunes, 13 de mayo de 2013

Respeto

Comienzan las fiestas patronales un muchos lugares de nuestra tierra.
Vemos, incluso por televisión, como la gente se agolpa en multitud en torno a la imagen de turno y como se "dan tortas" por tocar el manto o llevar las andas. Los niños de muy poca edad, vuelan de brazos en brazos hasta tocar la imagen y vuelven a sus padres por el mismo medio. Saltan verjas, unos sobre otros, hacen largos caminos, se arrodillan y suben grandes pendientes de tal guisa, van descalzos....En fin, toda una muestra de fervor popular rodeado de una gran parafernalia y lujo en muchos casos.
Hablemos de respeto.
Respeto por esas personas creyentes que adoran a su patrón o patrona y que profesan una gran fe. Cristianas y cristianos que disponen de un lugar de culto y recogimiento para tener la libertad de poner en práctica todos sus ritos y creencias. Personas que procesionan por las calles y rinden culto montando altares, rezando rosarios y cantando a su imagen. Seguidores de una iglesia que tienen libertad total ( y no debe ser de otra manera) para expresarse y manifestar lo que sienten y lo que creen de forma pública y sin tapujo alguno o presión.
Hablemos de respeto:
Respeto por esas otras personas que no "entienden" la existencia de un Dios ni de una religión. Personas que creen en personas. Que conocen de la existencia de la entrega, el amor, la bondad, el sacrificio, el trabajo, el esfuerzo, la renuncia...a través de Grandes Personas que vivieron a lo largo de nuestra Historia y que merecen ser reconocidas por todo el bien hecho a la Humanidad.
Personas que no suelen manifestar públicamente ni con cánticos, ni con imágenes, ni con altares, lo que creen y sienten, lo que piensan. Pero que tiene la misma libertad para hacerlo.
Ahora me pregunto y pregunto ¿ Hasta donde el respeto para unos y el respeto para otros?
Siento que un cristiano practicante se sienta ofendido si personas como yo solo ven una talla de madera a la que adoran. Pero también puedo sentirme ofendido si no aceptan que tengo la misma libertad, para opinar libre y públicamente, que los cristianos practicantes para celebrar y exaltar a sus santos.


miércoles, 8 de mayo de 2013

Pompa

La conocí hace tres años y pico, era recien nacida y feucha-puedo recordar como se lo comentaba a mis hijos en aquellos momentos- Venía de Puente de Tablas una noche de niebla y de lluvia, faltaba tiempo para ir a recogerla, todos estában ilusionados con el nuevo "fichaje" en la familia.
Yo no soportaba tener a un perro en casa ¡Lo que me faltaba!! Uno más a quien cuidar y enseñar.
No me gustaba su olor, se orinaba por todos sitios, de noche lloraba, no encontraba comida que le viniera bien...pufffffff ¡Mira que no quería perros!!
Poco a poco me fue ganando, aprendió a salir fuera y no orinar en casa, todos los piensos le venían bien, dormía toda la noche de un tirón y le pasó como al patito feo: era una perrita guapísima y coqueta  de pelo blanco y suave que me cautivó.
En la cocina, se tumbaba a mis pies mientras guisaba, nunca tocaba nada.
En el salón, se tendía en la alfombra hasta que papá se iba a dormir. Entonces, olía todas las salidas posibles y, cuando tenía claro que papá no volvería...de un salto al sofá!! Me miraba y se hacía un ocho a mi lado-sabía que yo no la bajaría- y cuando me iba a dormir, me acompañaba hasta la escalera para después volver a adueñarse del sofá hasta la mañana siguiente.
En el patio, jugaba con lagartijas y ladraba a las hormigas ¡Era increible!! Nunca hacía daño a nada.
En la piscina, bordeaba el filo- hiciera el calor que hiciera- hasta que no había nadie en el agua. Cuando alguno chapoteabamos  más de la cuenta, ladraba y ladraba. Si se volcaba la colchoneta, intentaba tirarse a socorrer.
En la puerta, recibía a las visitas saltando y gritando- menudo perro guardián decían los amigos- esperando caricias.
Podía seguir y seguir contando, ha sido mi fiel y gran compañera hasta hace tres días, DESAPARECIÓ.
Jamás pensé que fuera tan difícil perder a un animal. Intento hacerme la fuerte, para que mis hijos no se sientan peor...pero no puedo pensar que lo esté pasando mal, que esté perdida y asustada. Igual alguien la maltrata, ella no sabe defenderse, siempre buscaba caricias ¿Y si salió a la carretera??...
Creo que es una de las compañías que más extraño. Nunca conocí a nadie tan noble, tan respetuosa, tan cariñosa, tan juguetona...Supongo que esta sensación se pasará, pero me está costando. Sí, quería a mi Pompa como a uno más de la familia, realmente era parte de ella.