No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

viernes, 13 de junio de 2014

¿En qué estaría pensando?




Y pensé que era libre cuando jugaba a los juegos elegidos.
Y pensé que era libre al decidir entre trabajo o estudio. 
Y pensé que era libre cuando opté por casarme. 
Y pensé que era libre cuando paría a mis hijos.
 Y pensé que era libre cuando trabajé en casa. 
Y pensé que era libre cuando cuidaba a mis padres. 
Y pensé que era libre cuando invertía mis ahorros.
 Y pensé que era libre cuando hablaba sobre mis pensamientos.  
Y pensé que era libre cuando me enamoré..
Y pensé que era libre...
...¡¡Totalmente libre!!... Para que otros me pusieran cadenas.

domingo, 8 de junio de 2014

De Víznar a Alfacar. Es bueno recordar.

   





     1. El crimen
  Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
... Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.
          2. El poeta y la muerte
  Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso,  compañera, 
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»
          3.
  Se le vio caminar...
                      Labrad, amigos,
de piedra y sueño en el Alhambra, 
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

Antonio Machado

martes, 3 de junio de 2014

Cuando quieren, pueden.

Movidito anda el panorama nacional.
Han sido las europeas la gota que colmó el vaso.
La clase política anda revuelta, más revuelta de lo habitual. Y nosotros, el populacho,  celebrando a diestro y siniestro acontecimientos que nos superan. Opinamos sobre el fin del bipartidismo, sobre Podemos (perdón), sobre la abdicación del monarca, sobre la monarquía, sobre Felipe VI...¡¡ Coño!! (con perdón) Hasta nos hemos olvidado de Ángela Merkel y sus secuaces.
¿Quién era Bárcenas?  ¿El caso Nóos? ¿El fraude de los cursos de formación? ¿Las preferentes? ¿Los ERE?.
Ahora  reclamamos un referéndum para decidir sobre la República, ya ni me acuerdo de los catalanes...
¿Artur Mas? Para nada...
¿Cuantos millones de parados?...¿Desahucios?...
¡¡Noooo!! ¡¡Ahora noooo!!  Ahora toca centrarnos en la Casa Real, prioridades.
El Consejo de Ministros despacha en dos lineas la ley orgánica  para la abdicación  (como comentan los medios de comunicación) y aprueban una declaración de apoyo a la Monarquía..¡¡.Y punto!! En unos días tenemos nuevo monarca.
Comprobada la enorme agilidad mostrada por nuestro gobierno para resolver rápidamente este "asunto".
Podemos ( perdón, fue sin intención) dormir tranquilos, a pierna suelta, pues, como solo se trata de seguir un orden de prioridades, en dos días y siempre antes de que lleguen las elecciones generales, veremos como la clase política de nuestro país se afana por demostrar su capacidad para recuperar la confianza de estos españolitos que somos.
Reformarán la Ley Electoral, la que tanto fastidia a muchos y beneficia a otros.
Los corruptos pisarán la cárcel y devolverán "esos dineros" que van de paraíso a paraíso sin ganas de volver al hogar.
Tendremos jueces felices ejerciendo su profesión.
Ni una familia sin techo, ni un niño en el umbral de la pobreza. Ni un parado en la cola del INEM
Nuestros formados jóvenes volverán a nuestro país, con contratos de trabajo dignos.
Invertirán en investigación.
No más pateras, ni más pelotas de goma, ni más vallas...
Sanidad, Educación, Servicios Sociales...¡¡.A tope!!...
En fin, ya nos han demostrado que cuando quieren, pueden. Y, para las generales, me temo que pondrán todo su empeño.  Nosotros, populacho entretenido entre dimes y diretes, podemos (lo siento) o no podemos (mil disculpas) volver a creer.








¿Donde nos perdimos?





"La tarea de cada generación es habitar unas ruinas y darles un sentido"
 (Patricio Pron,  periodista y escritor argentino)
Y yo que soñé con un futuro próspero y un mundo en paz para mis hijos...