No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

martes, 6 de noviembre de 2012

La banda sonora de nuestras vidas.

La sensación ha sido de tristeza, cuando he leído la noticia en el blog de Música para nostágicos, Leonardo Favio ha muerto.
 Conozco poco de su vida, apenas nada, pero sé que no fue una vida fácil, como tantas otras, supongo que una vida con su propia banda sonora, como la de todos.
 Tengo una teoría, para la gente que como yo se emociona con una canción, pienso que cada momento de nuestras vidas tiene música y letra.
 Un ejemplo, cuando tenía unos nueve, diez años, mi hermana cosía junto con otras chicas en la pequeña salita de nuestra casa...Raphael y Adamo sonaban, continuamente, en la radio. Mientras, ellas hablaban del sábado noche en la discoteca y yo, junto con mis amigas,representaba teatro en el portal  (que entonces se veía enorme y ahora muy pequeño, no sé cómo nos las arreglábamos) Mi infancia transcurrió: entre Manolo Escobar y Antonio Molina, cantado  por mi madre mientras hacía las tareas de la casa, la sintonía de España para los españoles y las canciones de Adamo, Raphael, Bobby Vinton...de la radio por las tardes, entre modistas.
Después vendrían Los Pecos, Collage, Jarcha, Serrat, Paco Ibañez...Los paseos por " el jardín" de mi pueblo, verano del 42, escondiéndonos de los policías por no tener la edad para entrar al cine, palomitas de maíz, antes del NODO, Jose Luis Perales ¿Por qué te vas? y la despedida de mi primer noviete, su beca lo llevaba a la Universidad Laboral de Córdoba...Imágenes, de Hilario Camacho y la maquina de los discos en el Romualdo, bachiller de ciencias...Sí, tengo una teoría, todas las vidas tiene sus bandas sonoras y este Señor, Leonardo Favio, forma parte de muchas de ellas...mi pequeño homenaje. Espero escucharlo en directo allá en la eternidad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario