No tengo talentos especiales pero, si, reconozco que soy tremendamente curiosa

lunes, 2 de diciembre de 2013

Mientras esperaba



Mientras esperaba, pensé que me gusta mucho reír, que un minuto de espera es un minuto perdido y que hay miles de cosas por hacer y miles de personas  a las que conocer.
Mientras esperaba, sentí vacío, soledad y abandono.
Mientras esperaba, dejé de avanzar, de mejorar, de aprovechar, de disfrutar, de prosperar...
Mientras esperaba, mi piel, mi pelo y mi cuerpo maduraban.
Mientras esperaba...dejé de esperar.

12 comentarios:

  1. Nunca es tarde... para dejar de esperar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes!! Sobre todo si la dicha es buena.
      Un beso

      Eliminar
  2. El que espera desespera mejor ir a por el momento y disfrutarlo.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a ciertas edades mejor no perder ese tiempo tan preciado.
      Un besote y gracias por pasar.

      Eliminar
  3. En las esperas perdemos eso tan valioso que es el tiempo pero si el tiempo ya se perdió es mejor no darle vueltas. Nunca conoceremos todo lo que hay sobre la tierra. No pasa nada por eso, no hay que estresarse, no te dan premio por saberlo todo. Lo que sí rescato es el sentimiento de que si esperas mucho y te cansa la espera, te la sacudas haciendo algo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo cuando sacudes la espera haciendo algo...dejas de esperar.
      Un besote

      Eliminar
  4. A veces se pasa el tiempo a lo tonto sin que nadie pida que pase, pero la vida es eso, pasar. Y a ser posible, como decía don Antonio, pasar haciendo caminos, Aunque sea sobre la mar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que dos buenos amigos para esta entrada!! ...Don Antonio y Don Cayetano...¡¡No puedo pedir más!!
      Gracias por pasar, un besote.

      Eliminar
  5. El que espera, desespera ,/qué verdad tan popular,/ la verdad es lo que es/ y sigue siendo verdad/ aunque se piense al revés... (Machado dixit)
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no esperar, pues prefiero no desesperar.
      Un besote, Amando y gracias por pasar.

      Eliminar
  6. A veces, la espera es intencionada, o mas que intencionada, con animos de que cambie algo, o por miedo a una realidad que no deseas que te atrape... Veamos como ejemplo, la D I L A T A C I O N en el tiempoooo, en el juicio a politicos, o' personas influyentes.. saludos cordiales a la buena gente que se ve por aqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo había planteado desde este punto de vista, tienes razón, igual de forma inconsciente, creamos esa espera por miedo a ser atrapados por la realidad.
      Saludos para ti y pasa cuando quieras, estás en tu casa.

      Eliminar